Inés García

Inés García: «Mi sueño es representar a España en unos Juegos Olímpicos»

51 visitas

Inés García, esgrimista y actual campeona de España, sueña con llegar a representar a España en unos Juegos Olímpicos.

¿Qué se siente siendo campeona de España en la actualidad? 

Estoy muy orgullosa porque es un logro que he conseguido gracias a un esfuerzo durante un año de entrenamiento. De hecho, en vez de un año, podemos decir que llevo entrenando toda y estoy muy orgullosa de haber conseguido ser campeona con mi equipo de compañeras, porque al final hemos ganado como un equipo. 

¿Cuánto tiempo entrenas al día? 

Entreno, como mínimo, tres horas al día. Pero, a veces, he llegado a entrenar seis.

¿Cuántas veces has sido campeona de España desde que empezaste con la esgrima? 

¡No sé si me voy a acordar de todas! De manera individual, lo fui una vez en infantil y otra en absoluta. Por equipos, lo he sido varias veces: tres en junior más otras tres en absoluto… Unas ocho veces, más o menos, he sido campeona de España.

¿Cómo es la rutina de un deportista de elite? 

Yo me levanto por las mañanas temprano, porque primero voy a mis clases de inglés a las 7:45 horas; después, a las 9:30 horas empiezo a entrenar, por las mañanas suelo hacer lo que es la preparación física, puede ser gimnasio o carrera, depende un poco de lo que toque ese día y hago a lo mejor una, una hora y media, dos horas de preparación física. Después, algunas veces por la mañana también doy clases con mi maestro, el entrenador que solo está conmigo y practicamos la técnica. Y por las tardes trabajo como nutricionista. Asimismo, vuelvo a las 17:00 horas a entrenar hasta las 20:30 horas aproximadamente. Es en ese momento en el que entreno lo que es la parte más específica de la esgrima, que consiste en los desplazamientos, que son los movimientos que hacemos en esgrima, y los asaltos, que son los combates que vamos haciendo uno contra otro, que es lo más parecido a una competición.

¿Te sentirías orgullosa de representar a España en algunos Juegos Olímpicos?

Muchísimo, es mi sueño. Desde bien pequeña, cuando ya empecé a entender lo que era el ser buena en un deporte y el que te pudieran elegir para representar a tu país. Me encantaría poder representar a mi país y por ello estaría muy orgullosa, porque sabría que ha sido como consecuencia de mi esfuerzo, del querer una cosa y poder lograr conseguirla al final.

¿Cómo te has acostumbrado a la pandemia en tu rutina de entrenamiento?

Al principio fue un poco difícil porque no podíamos ir a entrenar presencialmente. Estábamos en casa todos, pero nos pudimos adaptar. Conseguimos hacer una videollamada, estábamos todas las del equipo, entonces hacíamos preparación física, algunos desplazamientos, cosas que no implicaran estar con otra persona. Finalmente, cuando nos dejaron ir presencialmente al CAR ya sí que pudimos hacer un entrenamiento más normal, eso sí, siempre con la mascarilla.

¿Desde el principio quisiste ser esgrimista? 

Pues no lo tenía claro, porque con tres años empecé a dar ballet, que me encantaba, y a los seis años empecé a hacer esgrima, así que hacía las dos cosas. Cuando ya tuve 12 años mi madre me dijo que no podía a hacer las dos cosas, porque era mucho tiempo. Cuando tuve que elegir me di cuenta lo que más me gustaba realmente era la esgrima.

¿Por qué te has dedicado a este deporte y no a otro? 

Pues me parecía muy curioso el deporte en sí, es muy distinto a cualquier otro. Además, cuando empecé a competir, me gustó mucho y me fue enganchando. Lo que realmente me motivó también fue cuando comencé a ganar algunas competiciones y a ganar medallas. Soy muy competitiva.

¿Se puede vivir de la esgrima? 

En España, actualmente, no es posible. A no ser que seas muy, muy buena (como Campeona del Mundo, campeona olímpica o algo así) es imposible: no tenemos casi ayudas económicas, por lo que es muy difícil ir a todas las competiciones… Si eres entrenadora es posible vivir de la esgrima; como deportista no.

Has estado en muchas competiciones internacionales, cuéntanos la experiencia… 

Yo empecé a asistir a competiciones internacionales a los 15 años, y la primera vez no tenía muy claro cómo me había clasificado, donde iba, etc. Era muy pequeña, y solo sabía que era algo muy grande y que me iba a enfrentar a un montón de chicas de otros países, a las mejores… No fui muy consciente de aquella experiencia.

Después fui seleccionada para un campeonato internacional en Pisa, Italia, en la categoría de M-17 (menores de 17 años). Ahí es cuando fui consciente de lo grande que era esa oportunidad: éramos más de 200 «niñas» aspirando a ganar el torneo. La experiencia no fue muy buena, porque me eliminaron al pasar la primera ronda. Pero yo no perdí la motivación.

Yo siempre pensaba que no podría estar al nivel de las esgrimistas rusas o francesas. Pero he seguido participando en competiciones internacionales y me han servido para darme cuenta de que cuanta más confianza tenía en mí más posible era estar a su nivel. He llegado a estar en un mundial en categoría absoluto, que es a lo máximo a lo que puedo aspirar, aparte de los Juegos Olímpicos.

Sabemos que eres entrenadora, ¿Qué diferencias hay entre ser entrenadora y ser entrenada?

La principal diferencia es que, cuando yo estoy entrenando, hago mucho caso al maestro y no me tengo que preocupar de cómo puedo ayudar o hacer que los demás aprendan de mí; simplemente estoy intentando absorber todo lo que puedo. Pero es cierto que intento estar muy atenta, porque lo que yo aprendo como entrenada se lo puedo enseñar después a mis alumnos.

Para conocerte mejor, vamos a hacerte unas preguntas exprés: 

¿Cuál es tu viaje soñado? 

Grecia.

¿Cuál es tu película favorita? 

“La vida es bella”.

¿Algún libro te ha marcado en tu vida? 

“Las luces de septiembre”.

¿Cuál es tu comida favorita? 

Jamón.

¿Prefieres playa o montaña? 

Playa 

¿Cuál era tu asignatura favorita en el colegio? 

Educación física.

¿Cuál es tu género musical favorito? 

El Indie.

¿Cuál es tu color favorito? 

Rosa.

Autores

, , ,
close

El más reciente