El “cambio radical” de Plaza de España

Los restos arqueológicos descubiertos han asombrado a los madrileños  

Hace unos años, la anterior alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, propuso hacer un gran cambio en la emblemática Plaza de España de Madrid. José Luis Martínez Almeida, elegido en 2019, se propuso la idea de seguir el proyecto de su antecesora. 

Han sido varios años de obras, pero al fin el 22 de noviembre de 2021 se ha inaugurado la nueva Plaza de España para que la disfruten todos los madrileños y turistas. 

Han conectado la Plaza de España con la Casa de Campo y Madrid Rio, y ha quedado enlazada con el Templo de Debod a través de los jardines del eje Bailén-Ferraz. En este tramo, el tráfico ha quedado soterrado.  

La Plaza ha sufrido cambios notables: han quitado la fuente y algunos árboles, aunque se han plantado más de 1000. En total, la nueva plaza cuenta con 70.000 metros cuadrados para el disfrute peatonal. 

Durante las excavaciones se han encontrado restos arqueológicos del Palacio de Godoy y del Cuartel de San Gil. Tenían miedo de que se perdieran y destruyeran, pero con la ayuda de expertos y la reformulación del proyecto original todos se han conservado e integrado en el nuevo espacio, y son visitables.  

En uno de los lados de la plaza se ha instalado un bar-restaurante. A pesar de su polémico aspecto, está llamado a convertirse en uno de los nuevos locales de moda de la ciudad. 

Antes y después

Redactores Junior

, ,
close