Ucrania avanza en la guerra contra Rusia

La situación ha cambiado mucho en los últimos meses, con una Ucrania que gana terreno y las tropas rusas en retirada.

Aparentemente, la situación en Ucrania ha dado un giro en las últimas semanas: el ejército ucraniano avanza por los territorios antes controlados por Rusia.

Los rusos han emprendido su retirada en las ciudades claves del este de Ucrania, tras los rápidos contrataques de los ucranianos que han conseguido nuevos avances en el territorio.  Las autoridades de los ucranianos señalaron que todas las tropas entraron el 10 de septiembre en la ciudad de Ucrania de Kúpiank para aproximarse a Rusia en este de la ciudad.  

El ministerio de defensa de Rusia confirma que los militares rusos se han retirado de la cercana ciudad de Izium para poder agruparse. También confirma la retirada de los rusos de la tercera ciudad clave, Bakaklia, con el objetivo de conseguir esfuerzo en el frente de la ciudad de Donetsk.  

Estos avances de Ucrania han sido muy significativos tras la retirada de Rusia de Kyiv del pasado abril. Estos avances de Ucrania han sido capaces de recuperar parte de territorios ocupados por los rusos desde el inicio de la guerra. El país ucraniano ha conseguido estos avances gracias a que el apoyo de los países de occidente continúa.  

Las autoridades de defensa de Estados Unidos dicen que los ucranianos han avanzado 50 Km en el territorio bajo control de Rusia.      

Rusia, mientras tanto, intenta afianzar sus conquistas mediante la anexión ilegal a su territorio de cuatro provincias de Ucrania que ha invadido (Donetsk y Lugansk, en el este, y Jersón y Zaporiyia, en el sur). Para eso ha hecho referendos de anexión, que ha ganado con el 100% de los votos. La comunidad internacional no está de acuerdo, porque no se han hecho de democráticamente. 

Rusia dice que esas zonas estarán protegidas y tendrán más derechos, y que en adelante forman parte del territorio ruso, por lo que atacarlos significa atacar a la propia Rusia. Sin embargo, estas anexiones ilegales no han puesto fin a los avances ucranianos.  

Para complicar aún más la situación internacional, ha habido tres fugas en los gasoductos rusos Nord Stream 1 y 2, que unen Rusia con Alemania por el mar Báltico. Rusia dice que puede ser un sabotaje y Ucrania y EEUU dice que han sido los mismos rusos. Además, Rusia ha movilizado su mayor submarino nuclear, lo que ha puesto en alerta a las fuerzas de la OTAN.